13 octubre 2007

Príapo


Priapo es el Dios de la fertilidad, protector de jardines y rebaños. Al principio representaba la fecundidad del suelo. Personificación de la virilidad y el amor carnal. Dios pastoral y marino, protector de los rebaños y los pescadores. Es portador de buena suerte y anula los maleficios de los que intentan perjudicar las cosechas. Se le considera símbolo de la buena agricultura y de la caza. Se le atribuían los beneficios de la fructificación, poseía la virtud profética.

Es considerado hijo de Afrodita (Venus), diosa del amor, y de Dionisio (Baco), dios del vino, o según algunos relatos, de Hermes (Mercurio), mensajero de los dioses. Solía representarse a Priapo como un individuo grotesco y deforme, con un enorme falo siempre erecto. Por lo que nunca podía mantener relaciones sexuales a causa del excesivo tamaño.
Priapo creció en Lámpsaco, ciudad que según se cree fue fundada por él.


Una de las leyendas dice que Priapo era hijo de Afrodita y Dionisio con quien tuvo relaciones sexuales poco antes de casarse con Hefesto (Vulcano), el herrero de los dioses. Hera celosa de su relación, tocó el vientre de su rival mientras estaba embarazada. Debido a esto, el niño nació deforme. Afrodita temerosa de las burlas de los demás dioses le abandonó en el monte. Allí lo recogieron unos pastores que lo criaron y veneraron como a un dios.


Un día Priapo embriagado intentó violar a Hestia (Vesta), diosa del hogar y del fuego sagrado. Dormían todos los dioses bajo el efecto del vino. Un asno rebuznó. Despertó Hestia, también dormida y se levantó furiosa contra Priapo, que huyó a todo correr.
Otra versión de este incidente cuenta que Priapo intento violar a Lotis. La ninfa, prevenida por un animal logro escapar. Lotis pidió a Zeus (Júpiter), el dios del Cielo y la Tierra, que la transformara en una planta (flor de Loto). Es el único intento de aventura de Priapo.


1 comentario:

andresriveiro dijo...

muy bueno, ese Priapo protector de los jardines