12 octubre 2007

Ainé



Ainé, patrona del Munster, conocida también como Knockayne. Es la Diosa del amor y del amanecer, del sol y del fuego que se caracteriza por inspirar pasión en los humanos. Era también una diosa del maíz y de los ganados, una dispensadora de fertilidad.
Es hija de uno de los tuatha dé Danaan, llamado Owell, que a su vez es hijo adoptivo de Manannan Mac Lyr y también fue druida de este.

Dice la leyenda que la diosa, rey del Munster (Aillill Ollum), enloquecido de amor por la Diosa, intentó forzarla. Ainé finalmente lo mató con sus artes mágicas.
A raíz de este ultraje, ella misma se impuso un geis, por el que se obligaba a no acostarse con hombre alguno que tuviera cabellos canosos. Posteriormente se enamoró, de Finn Mac Cumhall, pero debido a un encantamiento cambió el color de sus cabellos por canos. Ainé aunque afligida, mantuvo su geis y no se acostó con el entonces joven y apuesto Finn.

A menudo tentaba a los hombres mortales para que fueran a su palacio, situado bajo la superficie del lago. Solía sentarse en una piedra llamada suidechan, “la silla del parto”, peinando su largo pelo rubio con un peine dorado. La visión de la Diosa enloquecía a los hombres de amor, y no descansaban hasta que podían verla otra vez, como solía ocurrir.
Dice otra leyenda, que la diosa con otro humano, un tal Fitzgerald, tuvo descendencia.


1 comentario:

Anónimo dijo...

Esto es un poco raro pero siempre me he sentido identificada con irlanda y sus alrededores, me encanta la naturaleza, los animales, estar a la luz del sol perdida en un bosque... el caso es que me llamo Ane, y el nombre es muy parecido ¬¬